Confirmado: Conor McGregor aceptó la oferta para pelear el 23 de enero

Conor McGregor está convencido de que el año próximo tendrá la oportunidad de ser uno de esos dos últimos rivales a los que enfrentará Manny Pacquiao antes de anunciar su retiro del boxeo profesional, como avanzaron desde su equipo de trabajo, para lanzarse de lleno a la carrera electoral para convertirse en el próximo presidente de Filipinas.

Tan seguro se siente que decidió aceptar volver a combatir en UFC, pese a que había anunciado su retiro de la promotora más importantes de artes marciales mixtas que hay en el mundo, porque cree que el que será su rival le servirá en la preparación para el cara a cara con el legendario boxeador filipino y actual campeón de peso wélter de la Asociación Mundial de Boxeo.

Fue a través de sus redes sociales que McGregor confirmó que aceptó de palabra la oferta para pelear con Dustin Poirier, a quien ya enfrentó y derrotó en el primer asalto en septiembre de 2014. «¡Acepto, el 23 de enero está en marcha! Mi objetivo es ver esta pelea en el estadio Cowboy. ¡Estilo apropiado! Jerry Jones es un amigo y el estadio puede albergar a nuestra multitud. ¡Estaré listo para Texas y Texas estará listo para mis fanáticos!», dijo proponiendo a la vez sede para el combate.

Para la fecha de la pelea se habrá cumplido un año desde la última pelea de McGregor en UFC, que tuvo lugar el 18 de enero de este año en Paradise, Nevada, y que lo tuvo como ganador en apenas 40 segundos ante Donald Cerrone.

Antes de confirmar el acuerdo, el irlandés, dos veces campeón de UFC, ya había reconocido que el hecho de que Poirier sea un peleador zurdo le serviría para prepararse para el que sin dudas es el gran objetivo que se trazó para 2021: enfrentar y derrotar a Manny Pacquiao. Y si pierde, claro, contar los billetes como lo hizo tras bailar al ritmo de Floyd Mayweather.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *