Messi, hace 9 años: «Sólo me iré cuando no sea bueno o el club no me quiera»

Cual partida de ajedrez en la que cada detalle se hace presente con un gran grado de importancia, la historia entre Lionel Messi y Barcelona sigue acaparando la atención de los principales medios de comunicación del mundo entero a la espera de más novedades sobre la misma.

En una época en la que el pasado es la condena de muchos, lo cierto es que el historial de La Pulga sacó a flote unas declaraciones que el futbolista en cuestión lanzó hace casi una década cuando apenas tenía 24 años. Pese a su temprana edad, lo cierto es que para aquel entonces el crack rosarino ya era una de las principales figuras del conjunto Blaugrana. El tiempo pasó, y dicho factor no hace más que demostrar que el correr de los años se encargó de ir desgastando un vínculo que en su momento parecía indestructible.

Concretando una pequeña entrevista con Bild sobre finales del 2011, Leo habló sobre distintos puntos vinculados a su presente en la institución de la Liga Española e incluso se atrevió a jurar amor eterno por el club que decidió apostar por él desde una temprana edad. «Sólo me iré cuando ya no sea bueno o cuando el club no me quiera«, afirmó.

Rebalsado de ilusión y enamorado de un club con el que estaba haciendo historia de forma constante, Messi, en vistas a un lejano pero siempre latente retiro que siempre amenaza a todos los futbolistas, marcó que su plan era «jugar toda la vida para el Barcelona«.

Dejando en claro desde el primer momento que el factor económico jamás iba a ser uno que lo alejase de las filas del conjunto Culé, Messi descartó su partida del club por una cuestión salarial y afirmó: «El dinero no me hará irme del Barcelona».

Por lo pronto, a falta de nueva información en torno a la posible salida de Messi, la cual será considerada como un hecho histórico y el fin de uno de los ciclos más exitosos que un futbolista podría haber tenido en un club, ambas partes siguen batallando para llegar a una resolución positiva que deje de lastimar una relación que parece haber llegado a su punto cúlmine.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *