Lo de siempre: recuperación de Da Silva se alargaría aún más de lo esperado

Beto da Silva, en el 2015, pintaba como promesa del fútbol peruano. Con menos de 20 años, hacía destrozos en el medio local y campeonaba con Sporting Cristal.

Después de eso, dos aspectos fueron perjudicando su carrera: las lesiones y las decisiones personales. Cambió innumerables veces de club y no encontró estabilidad en ninguno.

A inicios de este año, entonces, volvió a Perú. Se puso la Blanquiazul e ilusionó a muchos hinchas. Desde el inicio, hubo dificultades: su transfer no llegaba y tuvo que esperar para debutar.

Después llegó la cuarentena y no pudo jugar. Por el contrario, incumplió el aislamiento social en más de una oportunidad y los íntimos comenzaron a desilusionarse.




Cuando volvió el fútbol volvió otro fantasma de Betoto: las lesiones. No pudo jugar las primeras fechas y se suponía que venía recuperándose. Este fin de semana podía tener minutos y la idea era usarlo en la Copa Libertadores solo unos días después. 

Este miércoles, sin embargo, Da Silva no asistió al entrenamiento. Según Líbero, su lesión se habría recrudecido y estaba haciéndose una nueva resonancia. Otros señalan otra lesión. Así, Betoto no llegaría a la Copa y se sumaría a la baja de Rubio por suspensión ¡Malas en Alianza!




 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *