in

¡Ay, qué calor! Jugadores se le paran en la raya a Dimayor por juegos a altas temperaturas

En el documento, la asociación solicita al ente rector de los clubes en Colombia y al canal Win Sports que para cualquiera de los torneos del fútbol profesional “se abstenga de programar partidos en las ciudades de 1.300 mts de altitud entre las 10:00 a.m y las 5:00 p.m”.

La petición tiene fin “evitar y prevenir que se ponga en riesgo y se pueda afectar la salud de las y los futbolistas profesionales trabajadores en Colombia”.

Dentro de las ciudades que entrarían en la petición están Barranquilla, Santa Marta, Barrancabermeja, Valledupar, Montería, Cúcuta o Neiva, que normalmente reciben partidos en horas de la tarde bajo un intenso calor.



 

Carlos González Puche, director de Acolfutpro, se basa para hacer su petición en un estudio publicado en la revista de la FIFPro (que es el sindicato mundial de futbolistas) donde se sugiere que no deberían jugarse partidos de fútbol a más de 31 grados de temperatura.   

“Todavía no ha habido un muerto, pero esas condiciones para preservar y prevenir la salud de los futbolistas ya han sido acordadas en otros países, como Brasil o Argentina», indicó el directivo al diario El Tiempo, donde además reclamó la iluminación para algunas de las mencionadas plazas que estarían violando el reglamento de la Dimayor al no disponer del recurso eléctrico en sus escenarios.

Vuelve a salir a flote esta polémica luego de que hace algunos años, cuando había amenaza de un posible racionamiento de energía en el país, la Dimayor decidió programar los partidos del torneo colombiano para las horas de la tarde, lo que desencadenó distintas protestas durante los mismos encuentros por parte de sus protagonistas.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Written by minuto90

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Oficial: Reniero se fue de San Lorenzo y es nuevo jugador de Racing

James complica su permanencia en Real Madrid por la mala relación con Zidane